El Hombre mas Rico de Babilonia: George Samuel Clason

Libro que me ha gustado mucho con una forma sencilla de entender y con muchos ejemplos que te hace que tu imaginacion vuele, pero a la vez enseñandote muchas importantes verdades sobre como poder dar un cambio a nuestra economia.

A continuacion un resumen de cada capitulo de el Libro:

Cap 1. El Hombre que deseaba oro

Con la conversación entre dos amigos, Bansir, un fabricante de carros de la antigua Babilonia y Kovi un músico que tocaba el arpa, empieza este libro ameno.

La preocupación por no tener dinero y el deseo de convertirse en personas exitosas, hace que estos dos amigos lleguen a la decisión de visitar a su amigo de la infancia, Arkad, El Hombre más Rico de Babilonia.

La principal conclusión que se obtiene de este capítulo es que para tener la parte de riqueza que te corresponde, tienes que buscarla activamente.

Y eso es lo que hacen. Ir a ver a Arkad (de origen humilde) para que les cuenten las claves de la riqueza.

Cap 2. El Hombre más Rico de Babilonia

En este capítulo, Arkad, les explica una de las ideas centrales del libro.

Quizá sea lo más simple y potente que te pueda recomendar alguien para que mejores tus finanzas personales.

El hábito sobre el que se construirá todo tu éxito financiero es “Guarda siempre, al menos, la décima parte de tus ingresos”.

“¿Por qué no conservas todo lo que ganas? ¿No pagas al zapatero? ¿Y al sastre? ¿no pagas por la comida? ¿Puedes vivir en Babilonia sin gastar? ¿Qué te queda de todo lo que ganaste durante el año pasado? ¡Idiota! Pagas a todo el mundo menos a tí”

Así de tajante le habla Arkad a sus amigos.

Pero claro sólo ahorrar no deberia ser el fin ultimo.

Continúa diciendo El Hombre más Rico de Babilonia “Cada moneda de oro que ahorras es un esclavo que trabaja para tí. ¡Si te quieres hacer rico, tus ahorros te deben rendir y estos rendimientos rendirte a su vez!

¡Toma ya! Acabas de leer el concepto de la Octava maravilla del mundo, según Albert Einstein. El Interes Compuesto

Cap 3. Los siete medios de llenar una bolsa vacía

En este capítulo, Arkad, se convierte en Maestro. Es llamado por su Rey para que le diga si puede trasmitir sus conocimientos y así ayudar a otros ciudadanos de Babilonia para que prosperen y se hagan ricos.

“Todo lo que sabe un hombre puede ser enseñado” le dice Arkad a su Rey. Y éste le pide que de la primera conferencia sobre Educación Financiera que se conoce 😅

El Rey reúne a 100 babilonios en el Templo del Conocimiento del Rey y Arkad les explica las 7 maneras de llenar una bolsa vacía.

  1. Empezad a llenar vuestra bolsa.
  2. Controlar vuestros gastos.
  3. Haced que vuestro oro fructifique.
  4. Proteged vuestros tesoros de cualquier pérdida.
  5. Haced que vuestra propiedad sea una inversión rentable.
  6. Aseguraos unos ingresos para el futuro.
  7. Aumentar vuestra habilidad para adquirir bienes.

Me quedo con dos cosas de este capítulo, con las que, además, coincido con Arkad.

  • La primera es la voluntad de trasmitir lo que sabe y ponerlo a disposición de los demás con ánimo de ayudarlos.
  • La segunda, la aclaración que hace Arkad de la séptima manera, “consiste en cultivar las facultades intelectuales, estudiar e instruirse, actuar respetándose a sí mismo”

Cap 4. La diosa de la fortuna

Fíjate con qué proverbio babilónico empieza este capítulo. Si un hombre tiene suerte, es imposible predecir el tamaño de su riqueza. Si lo lanzan al Eúfrates, saldrá con una perla en la mano

Pero no creas que se trata a la suerte como algo que tenga que ver con el azar, si no más bien, con dejar de pasar oportunidades y procastinar.

Los protagonistas de este capítulo hablan de ocasiones en las que no hicieron nada cuando se les presentó la oportunidad. “Contemporizador” le llaman a las personas de hacen esto.

La clave está en la frase del final del capítulo A LOS HOMBRES DE ACCIÓN LES SONRÍE LA DIOSA FORTUNA.

Por eso, si quieres tener resultados que hasta ahora no habías obtenido tienes que poner Acción Masiva en tu vida. Haz, y la suerte te sonreirá (aunque a veces tarde… siempre llega).

Cap 5. Las cinco leyes del oro

Este es uno de los capítulos más entrañables de este delicioso libro.

Aquí el responsable de una caravana cuenta la historia de Arkad y su hijo Nomasir, por la que el primero puso a prueba la capacidad de gestionar la riqueza de su hijo.

Le regaló un saco de oro y unas tablillas gravadas con las 5 leyes de la riqueza.

No te cuento que ocurrió, para que puedas disfrutar del capítulo. Sólo te digo que en la actualidad sigue ocurriendo lo mismo. La gente prefiere el dinero a la sabiduría, cuando es ésta la única que te puede salvar de la quiebra y mejorar tu vida.

Cuando leí esto, me acordé de la estadística que cuenta que el 95% de las personas que le toca la lotería (premios muy grandes) al cabo de los cinco años, están en una peor situación de cuando recibieron el premio.

Te pongo aquí el mejor regalo que podría recibir un hijo de su padre. Toda su sabiduría y experiencia por escrito.

Pásate por los comentarios y me cuentas que te parece.

La primera ley del oro

“El oro acude fácilmente, en cantidades siempre más importantes, al hombre que reserva no menos de una décima parte de sus ganancias para crear un bien en previsión de su futuro y el de su familia”

La segunda ley del oro

“El oro trabaja con diligencia y de forma rentable para el poseedor sabio que le encuentra un uso provechoso, multiplicándose incluso con los rebaños en los campos”

La tercera ley del oro

“El oro permanece bajo la protección del poseedor prudente que lo invierte según los consejos de hombres sabios”

La cuarta ley del oro

“El oro escapa al hombre que invierte sin fin alguno en empresas que no le son familiares o que no son aprobadas por aquellos que conocen la forma de utilizar el oro”

La quinta ley del oro

” El oro huye del hombre que lo fuerza en ganancias imposibles, que sigue el seductor consejo de defraudadores y estafadores o que se fía de su propia inexperiencia y de sus románticas intenciones de inversión”

Cap 6. El prestamista de oro de Babilonia

Cuidado con lo que haces con el dinero obtenido de tu trabajo o de tu negocio. Sobre todo si te va bien.

Un peligro que te puede acechar es que te lo pidan familia y amigos.

Si es así, acude a este capítulo y reflexiona sobre la conversación que tiene un fabricante de lanzas con un prestamista de oro, y los sabios consejos que éste le da al primero.

No se trata de que seas una persona poco solidaria. No creas que hablo de que te lo pidan por una urgencia o una necesidad básica. Ni que compartas y celebres tus éxitos con tus familiares y amigos.

Otro capítulo delicioso que disfruté mucho.

Te dejo con la frase final a modo de resumen. “Vale  más prevenir que curar

Cap 7. Las murallas de Babilonia

En este capítulo nos habla de una asedio que sufrió Babilonia y de la importancia que tuvo la muralla de la ciudad.

Una parábola, con una enseñanza que es básica en finanzas personales, que nadie nos enseñó y que la mayoría de las personas obvia por no vivir su economía de forma consciente.

La historia termina con una frase a modo de resumen. No podemos permitirnos vivir sin estar protegido de manera adecuada”, que llevado al terreno de tu economía familiar significa que siempre, siempre, siempre tengas una cantidad de dinero ahorrado y siempre disponible a modo de colchón de seguridad.

Cap 8. El tratante de camellos de Babilonia

Otro de los relatos imprescindibles y de las mayores enseñanzas de este tesoro de libro.

En esta ocasión, el relato nos cuenta los problemas que llega a tener el protagonista por su “mala cabeza”. Por gastar sin medida y endeudarse en exceso.

Nos habla de las malas decisiones encadenadas que le llevaron, incluso, a terminar como esclavo.

Y esto me recuerda a mucha gente, cómo hoy en pleno siglo XXI es esclavo de sus deudas.

Pero no sufras, hay remedio. Con determinación y un sistema podrás salir de la esclavitud, si ese es tu caso.

Es más, te propongo dos sistemas para que reduzcas tus deudas y te liberes en tiempo record. Uno, el llamado metodo bola de nieve, y otra, el que llevó a cabo nuestro protagonista, que no es más que dividir tus ingresos en tres partes.

  • Una décima parte, para ti (recuerda lo de pagarte a ti primero) y para invertirla y hacerla crecer.
  • Siete décimas partes para vivir.
  • Dos décimas partes para reducir deuda.

Pero la enseñanza de este capítulo no es sólo el sistema que utiliza para reducir la deuda. Lo que más me gusta es la importancia que le da a la mentalidad. Cuando se está determinado, se encuentran los medios

Cap 9. Las tablillas de barro de Babilonia

Aquí, la novela 😉 (porque se lee como una novela), nos traslada de la antigua Babilonia al año 1.934.

En ese año unos arqueólogos descubren las tablillas que dejó el protagonista del capítulo anterior.  De esta forma descubren el plan que llevó a cabo para saldar las deudas.

Nos cuenta cómo un profesor universitario utiliza el sistema encontrado en dichas tablillas. El 10% para ahorro e inversión, el 70% para vivir y el 20% para reducir deudas. Su aplicación le lleva a una seguridad y una tranquilidad financiera que nunca antes había vivido.

Cap 10. El babilonio más favorecido por la suerte

En este capítulo, he visto reflejado a muchos emprendedores en el protagonista.

Tiene una gran enseñanza. Si quieres y estás verdaderamente comprometido con tu libertad financiera, podrás montar un plan B y generar ingresos extras a parte de tu trabajo habitual.

Pero no desde una perspectiva de odio a ese trabajo. Sino que lo hace desde una dignificación al esfuerzo, a la constancia y a la dedicación.

Resumen

He disfrutado mucho releyendo el libro.

Permíteme, querido amigo/a lector/a, que te deje las enseñanzas de este fabuloso libro.

  • Págate a ti primero. Ahorra el 10% de tus ingresos y aparta esta cifra nada más cobrar.
  • Utiliza la magia del interés compuesto para que el dinero trabaje para ti y se multiplique.
  • Controla tus gastos. Aprende a usar un presupuesto, o lo que es lo mismo, empieza a usar la planificación financiera.
  • A los hombres de acción les sonríe la Diosa de la Fortuna. Actúa, haz, empieza, mejor hecho que perfecto.
  • Vale más prevenir que curar. Ten un colchón financiero, que puede ser lo equivalente a seis meses de tus gastos habituales. No podemos vivir sin estar protegidos de manera adecuada.
  • Lleva a cabo un plan de reducción de deuda.
  • Diversifica tus ingresos y a empieza a coleccionar fuentes de ingresos

Paginas Utilizadas:



Categorías:Libros

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: