DATOS REGISTRADOS EN BLOCKCHAIN SIRVEN COMO PRUEBAS EN CASO DE DIFAMACIÓN EN BRASIL

Un tribunal de apelaciones de Brasil validó como evidencia los registros almacenados en tres blockchains, en un caso que se sigue abierto en el país amazónico por supuesta difamación en redes sociales. El demandante guardó los documentos con contenido ofensivo en su contra, que fueron divulgados en Twitter, Instagram y Facebook.

La persona empleó la prueba de autenticidad de la compañía OriginalMy para certificar que se compartieron mensajes en su contra, según se informó este viernes 22 de marzo. En su decisión, la corte alegó que no era posible que se perdiera la información al estar resguardada con tecnología de contabilidad distribuida (DLT), como es conocida la blockchain a escala global.

Esta sería la primera vez que un tribunal brasileño reconoce la validez de evidencia recolectada a través de una o varias blockchains. Medios locales afirman que la autenticación de contenido web, a través de la DLT, está ganando más seguidores debido a los costos y las demoras que generan los servicios de notaría tradicionales. Se estima que en Sao Paulo, la primera hoja de un documento notariado cuesta 441 reales brasileños, es decir, unos USD 113.

En contacto con CriptoNoticias, Miriam Oshiro, cofundadora de la startup, explicó que “cuando un documento se registra utilizando OriginalMy, va a las blockchains de Bitcoin, Ethereum Classic y Decred. El proceso en cuestión todavía está rodando, aún no hay sentencia final, pero estamos acompañando”.

Más allá de las finanzas, este caso brasileño demuestra que la tecnología de contabilidad distribuida tiene otros usos en la sociedad actualExisten otras aplicaciones de blockchain que incluyen el seguimiento a las cadenas de suministros, autenticación de títulos universitarios o hasta marcar diamantes con una huella digital única.

 

Imagen destacada por: BillionPhotos.com / stock.adobe.com

post original: https://www.criptonoticias.com/registros-notarias/datos-registrados-blockchain-pruebas-caso-brasil/

Deja un comentario